domingo, 7 de junio de 2009

El legado de Frantisek Drtikol



Frantisek Drtikol (1883-1961) fue el primer fotógrafo checo de renombre mundial, que supo conjugar su inclinación por el simbolismo, el modernismo y el art decó, con su admiración por el cuerpo humano femenino. Con un extraordinario talento para jugar con las luces y las sombras, pasaba horas enteras haciendo cálculos lumínicos, además de elegir muy cuidadosamente a sus modelos. Solía decir "una buena cámara fotográfica no hace un buen fotógrafo", en su estudio se dejaba retratar la flor y la nata de la sociedad checa ya que se sabía que el rostro femenino era una inagotable fuente de inspiración para él, al igual que los desnudos.
Drtikol abandonó su profesión en 1935 y murió casi olvidado, fuera de la República Checa, en 1961. Desde hace unos años el renovado interés por las vanguardias artísticas, sumado a un par de exposiciones lo han devuelto a la memoria de los artistas y el público en general. Tanto es así que Steven Meisel lo eligió como fuente de inspiración para la sesión de fotos que realizó con Madonna para la revista Vanity Fair del mes de mayo del año 2008.
Conociendo la trayectoria estética de la diva suponemos que ella estuvo de acuerdo también. Pasen y vean.