lunes, 12 de octubre de 2009

¿París, Londres o Madrid?



Ninguna de las tres porque Buenos Aires es.
Esta maravilla arquitectónica es la actual sede del Museo Nacional de Arte Decorativo y aunque parezca increíble, a principios del siglo XX era una residencia particular. Este magnífico edificio de estilo ecléctico francés fue diseñado por el arquitecto René Sergent (1865-1927) en el año 1911 para el matrimonio conformado por Josefina de Alvear (descendiente de una de las más importantes y poderosas familias argentinas) y Matías Errázuriz Ortúzar (diplomático chileno de alta alcurnia).




Desde 1906 hasta 1916 Josefina, Matías y sus hijos residieron en Francia debido a misiones diplomáticas asignadas al señor Errázuriz en Europa, es durante esos años que se proyecta y construye esta residencia.
El matrimonio, interesado en el arte y las antigüedades aprovechó los años vividos en Europa para adquirir una valiosa colección de obras de arte europeo y oriental que en su mayor parte integran hoy el patrimonio del Museo Nacional de Arte Decorativo.
De regreso en Buenos Aires, a fines de 1916, y a medida que llegaban los muebles y objetos de arte por vía marítima, los Errázuriz Alvear se ocuparon de controlar todos los detalles de la decoración. El 18 de septiembre de 1918 la casa fue inaugurada con una gran fiesta y se convirtió en el centro de una intensa vida social en los años que residieron en ella.




Para conocer esta maravilla, poder disfrutar de sus interesantes visitas guiadas y deleitarse con las exposiciones temporarias y permanentes solo basta con acercarse hasta Avenida Libertador 1902 de martes a domingo de 14 a 19hs. Si están lejos de Buenos Aires pueden realizar un tour virtual en su página web: www.mnad.org.ar, vale la pena.

Fotos: Andrea Castro.