viernes, 7 de agosto de 2015

Arte portante

Viktor & Rolf  lo han hecho otra vez. Su colección Haute Couture para la temporada otoño-invierno 2015, denominada Wearable Art es impactante y, a la vez, una bellísima reflexión acerca del mundo del arte y de la moda. Queda claro que ambos mundos están cada vez más cercanos y, en su retroalimentación, traen una bocanada de aire fresco a un diseño que se debate entre las consecuencias de la globalización (marcas hiperpoderosas preocupadas más por sus estrategias de venta que por sus productos, trabajo esclavo, déficit en la calidad de las materias primas y la confección); el rescate de las identidades culturales; y la inclusión definitiva de la tecnología digital en las prendas. 
Los niños terribles de la moda prepararon sus lienzos y pintaron sus diseños, transformándose por un momento en artistas de otro siglo, y luego hicieron lo que mejor saben hacer: les dieron forma sobre esa maravillosa estructura que es el cuerpo humano. Para mayor impacto, durante el desfile, despojaron a las modelos de sus faldas y vestidos para colgarlos en la inmensa pared blanca que coronaba la pasarela, transformándolos literalmente en cuadros. 


Fashion Is LITERALLY Art For Viktor & Rolf:
https://www.youtube.com/watch?v=qVsphwuA4MM

















































Texto: Andrea Castro.
 Fotos y Video: Viktor & Rolf  oficial site.