domingo, 8 de febrero de 2009

Frida La Cojita

Magdalena del Carmen Frida Kahlo Calderón nació en Coyoacán en 1907, aunque ella solía decir que en realidad había nacido en 1910, no por quitarse años sino porque, según sus dichos, había nacido con la revolución. Si bien su vida estuvo marcada por el sufrimiento físico, causado por una poliomielitis primero y por un terrible accidente de tránsito después, ella logró hacer arte desde sus interminables horas de postración.
Desde el dolor más profundo surgió la vastedad de su magnífica obra que se caracteriza por englobar una curiosa síntesis de elementos expresionistas y surrealistas, siempre acompañados de una temática popular y autobiográfica. Mexicana hasta los huesos, sus atuendos folklóricos, su comida y hasta su casa, fueron también su marca registrada a la hora de rescatar las profundas tradiciones populares de su país.


Su obra Autorretrato con mono y loro de 1942 (en la segunda placa a la izquierda) pueden disfrutarla en el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (MALBA), un lujo que podemos darnos los porteños: tener muestro propio y pequeño pedacito de La Cojita.